LOGIN DEL CLIENTE  SOLICITUD DE TARJETA 

Tarjetas de nómina de prepago

 

Empresa
Blueline Logo

El RESUMEN

Blueline Taxis, Reino Unido: tarjetas de nómina de prepago. Aumento de la eficiencia empresarial y simplificación de los procesos de pago de salarios con soluciones de nómina de prepago genéricas Blueline Taxis es una de las empresas de minicabs más importantes y consolidadas del noreste de Inglaterra. Blueline Taxis, que comenzó su andadura con un único taxi en 1958, ahora transporta a más de 250 000 pasajeros a la semana y da trabajo a más de 600 conductores en toda la región. Como empresa, Blueline ha demostrado un compromiso constante de proporcionar a sus conductores beneficios laborales adicionales, incluidos servicios financieros, seguros y formación específica en su academia especializada.

El RETO

En 2011, Blueline Taxis buscaba un método más eficiente para pagar el sueldo de sus conductores de taxi. En aquel momento empleaban un proceso manual por el que se pagaba en efectivo a los conductores a través de una nómina y un sobre. Este sistema requería el trabajo de cuatro miembros de la plantilla durante al menos dos jornadas completas a la semana.

La SOLUCIÓN

Cardholder Card

Encargaron a PFS el suministro de una solución de nómina de prepago personalizada para Blueline Taxis. Tras consultar todos los detalles con el cliente, PFS diseñó y suministró un programa de tarjetas Mastercard de prepago genéricas en las que el cliente podía cargar fondos en lotes fácilmente a través del sistema de gestión de tarjetas de PFS. De este modo, los conductores podían disponer de su sueldo al instante en sus tarjetas Mastercard de prepago Blueline.

El RESULTADO

El programa de nómina de Blueline fue un éxito inmediato. El nuevo sistema redujo inmediatamente el tiempo de administración dedicado a la gestión y cumplimiento de las obligaciones de la empresa en relación con el pago de nóminas y le proporcionó mayor control y perspectiva de la totalidad de estas operaciones. De hecho, la posibilidad de abonar los importes por lotes tras tramitar la nómina simplificó las operaciones y redujo la manipulación de efectivo por parte del cliente. Esto a su vez propició otras formas de eficiencia en la empresa.

Los taxistas también se beneficiaron de ventajas inmediatas, incluida una mayor rapidez en el pago de sus sueldos en la tarjeta que les evitaba tener que perder tiempo haciendo cola para recibir su remuneración. En general, todo ha contribuido a mejorar la relación entre la empresa y los trabajadores y ha incrementado la lealtad de los conductores a Blueline.