LOGIN DEL CLIENTE  SOLICITUD DE TARJETA 

Tarjeta de débito corporativa

Prepaid Financial Services trabaja con una gran diversidad de sectores.

Sectores

Ahorre dinero y obtenga mayor viabilidad del gasto con las tarjetas corporativas

Dadas las ventajas que ofrecen tanto a los trabajadores como a las empresas, el uso de las tarjetas de prepago para desembolsos corporativos no ha dejado de expandirse durante los últimos años. PFS ofrece soluciones de pago a entidades corporativas en ámbitos como la gestión de las nóminas y los gastos de los trabajadores.

Nóminas

Las tarjetas de nómina se utilizan cada vez con mayor frecuencia como alternativa al efectivo o los cheques. El sistema funciona a través de la entrega a los trabajadores de una tarjeta de nómina vinculada a una cuenta en la que la empresa deposita su sueldo.

Los pagos se pueden realizar a los trabajadores en tiempo real, con pistas de auditoría sobre el gasto disponibles. Después los trabajadores utilizan la tarjeta de prepago como si de una tarjeta de crédito o débito bancaria normal se tratase.

Gastos

Las tarjetas de prepago permiten a las empresas seguir de cerca el pago de los gastos empresariales a través de una interfaz en línea en tiempo real.

El dueño de la empresa puede controlar todas las compras del titular de la tarjeta, evitando la posibilidad de fraude y reduciendo considerablemente el tiempo que los empleados de contabilidad dedican a comprobar la veracidad de las reclamaciones de gastos.

Tarjetas de combustible

Las tarjetas de combustible de prepago se pueden utilizar en las estaciones de servicio para sufragar los gastos de combustible y los costes de desplazamiento asociados sin necesidad de inscribirse en costosos y complejos programas de tarjetas de combustible de marcas privadas.

El gasto con nuestras tarjetas se puede limitar únicamente al combustible, ya que nuestros programas pueden bloquear o desbloquear el gasto en los comercios en cada tarjeta por separado. Las empresas también pueden cargar las tarjetas en tiempo real, de una forma programada o ad hoc, optimizando el control de costes.