LOGIN DEL CLIENTE  SOLICITUD DE TARJETA 

Tarjetas recargables

Pague sobre la marcha.

Una tarjeta recargable puede ser la respuesta para aquellas personas que desean un mayor control y seguridad en sus finanzas. Funciona exactamente igual que una tarjeta de débito estándar, con la salvedad de que no existe el riesgo de que el titular gaste más de lo que puede permitirse. Dado que previamente habrá tenido que cargar efectivo en la tarjeta de prepago, conocerá exactamente el saldo disponible y no podrá gastar una cantidad superior a este.

Las tarjetas recargables se pueden utilizar para los gastos cotidianos, las compras en línea, el pago de las facturas del hogar e incluso durante las estancias en el extranjero. Y dado que no están asociadas a una cuenta bancaria o tarjeta de crédito, ofrecen una seguridad adicional a sus titulares en caso de extravío o robo. Cargue su tarjeta recargable y pague sobre la marcha: una forma más inteligente de administrar y gastar su dinero.

Tarjetas recargables: ¿cómo funcionan?

Una vez que se haya aprobado la emisión de su Mastercard de prepago recargable PFS, se le enviará la tarjeta para que la active. Para poder empezar a utilizarla, simplemente cargue dinero en ella a través de nuestra cuenta en línea segura, a la que podrá acceder 24 horas al día, 7 días a la semana. También puede cargar efectivo en su tarjeta en una oficina de correos o en cualquier establecimiento con terminales PayPoint o Payzone.

Puede utilizar tarjetas recargables en cualquier punto de venta que acepte Mastercard. Estos pueden incluir restaurantes, cafeterías o tiendas. No obstante, su gasto no podrá superar el importe previamente cargado en la tarjeta. Ese es el motivo por el que este producto es tan adecuado para el presupuesto y la administración de finanzas: evita los inconvenientes de los descubiertos y saldos negativos. Cuando la tarjeta se quede sin saldo, simplemente recárguela.

Virtual Cards 1

Ventajas de nuestra Mastercard de prepago recargable:

Una Mastercard de prepago recargable constituye una solución de pago cómoda y flexible. Con un uso rápido y sencillo, ofrecen múltiples ventajas a los clientes:

  • Sin comprobaciones de solvencia: La aprobación de una tarjeta recargable no depende de una comprobación de solvencia ni exige la contratación de una cuenta bancaria.
  • Pague sobre la marcha: Las tarjetas de prepago le evitarán la necesidad de llevar efectivo consigo y le permitirán administrar sus finanzas porque solo podrá gastar el importe que cargue.
  • Se aceptan en cualquier parte del mundo: Utilice su tarjeta en cualquier punto que acepte Mastercard o Visa, en su país o en el extranjero en más de 200 países en todo el mundo.
  • Seguridad: Las tarjetas recargables no están asociadas a cuentas bancarias ni sistemas de préstamo, característica que contribuye a su protección en caso de pérdida o robo de las mismas.

Si tiene alguna consulta sobre nuestros productos y servicios, póngase en contacto con nuestro equipo de ventas.
Contacto