LOGIN DEL CLIENTE  SOLICITUD DE TARJETA 

Tarjetas virtuales de prepago

Máxima seguridad para sus compras en línea

Tarjetas de prepago online: Pagos rápidos y seguros

Las tarjetas virtuales de prepago son la forma más fácil y directa de pagar por tus compras por internet. Una de las ventajas de tener una tarjeta virtual es que no tienes que llevarla en tu cartera, por lo que no hay riesgo de perderla. Se puede usar en cualquier sitio que acepte pagos con Mastercard. Es un producto versátil para pagos rápidos y seguros por internet.

En los últimos años, hay una tendencia clara hacia las compras por internet. Y tras la pandemia del coronavirus, los hábitos de compra han cambiado, inclinándose a las compras por internet.

Con las tarjetas virtuales Visa o Mastercard, presentamos la solución a estos cambios en los hábitos de compra. No sin olvidarnos de tu seguridad online. Por ello, las tarjetas virtuales de PFS están diseñadas para proteger tu privacidad y seguridad, mientras te beneficias de un método de pago rápido y cómodo.

¿Qué es una tarjeta virtual de prepago?

En la práctica, las tarjetas virtuales son similares a las tarjetas convencionales. Pero tienen dos diferencias fundamentales: no son un bien físico, sino un bien virtual, funcionan sólo online. Además, tarjetas virtuales no están vinculadas a ninguna cuenta corriente o entidad bancaria, sino que están vinculadas a una cuenta de PFS, a la que se puede acceder en cualquier momento, los 365 días del año y desde cualquier lugar del mundo.

Por otro lado, la forma de pago con una tarjeta virtual tiene las mismas características básicas que la de una tarjeta de débito convencional. Tiene una secuencia única de 16 dígitos, fecha de caducidad y el código CVV del reverso. Esta es toda la información que se necesita para realizar compras por internet a través de millones de páginas web. Las tarjetas virtuales de prepago funcionan también para compras en páginas web del extranjero, siempre que acepten Mastercard o Visa.

Virtual Cards 1

¿Cómo funciona una tarjeta virtual?

Una vez que la solicitud para tu tarjeta virtual esté aprobada, te la enviaremos directamente por correo electrónico. Una vez la recibas, actívala y recarga el saldo que necesites para usarla al instante. Se puede recargar de varias formas y controlar la cantidad que tienes disponible en ella. Esta disponibilidad inmediata explica el nombre de "tarjeta de prepago virtual instantánea".

Como cualquier tarjeta de prepago, no se puede gastar una cantidad superior al saldo disponible en la tarjeta. Para recargar, puedes hacerlo de a través de varios métodos muy sencillos, como accediendo a tu cuenta online de PFS de forma segura o en establecimientos autorizados.

¿Por qué debería solicitar una tarjeta de prepago virtual?

Hay varias razones por las que una tarjeta virtual puede ser la alternativa perfecta, entre las que destacan la seguridad, la rapidez y su fácil modo de empleo. Además:

  • Las tarjetas virtuales son la opción ideal para consumidores preocupados por la seguridad y que quieren estar tranquilos al realizar transacciones por internet. No hay riesgo de robo o pérdida, y no están vinculadas a ninguna cuenta corriente o línea de crédito.
  • Para compradores con fondos limitados, las tarjetas de prepago virtuales son una forma efectiva de controlar los gastos. No se puede gastar más que el saldo disponible, así que no hay riesgo de gastar más de lo debido.
  • Nuestra tarjeta virtual también está disponible para empresas y son una buena opción para ofrecer incentivos.
Virtual Cards 1

¿Para qué se puede usar una tarjeta de prepago virtual?

Las tarjetas de prepago virtual son un método de pago muy versátil. Puedes utilizarlas para comprar cualquier tipo de producto o servicio en cualquier página de internet que acepte pagos con Visa o Mastercard. Esto incluye a la mayoría de tiendas online y plataformas de servicios. También se puede utilizar la tarjeta virtual para pagar tus facturas por internet, siempre que haya saldo disponible.

Al ser una tarjeta virtual, no se puede utilizar para retiradas de efectivo, ya que no hay tarjeta física para insertar en el cajero. Pero sí se puede utilizar para pagos contactless en establecimientos, siempre que la configures correctamente para utilizarla a través de tu smartphone (puede haber costes adicionales asociados a este método; consúltanos sobre esto).

¿Cuáles son los beneficios de una tarjeta de prepago virtual?

  • No es necesario ningún tipo de análisis de solvencia o riesgos: esto significa que es mucho más accesible a más gente y conlleva menos papeleo.
  • Compras seguras: una tarjeta virtual no está asociada a ninguna cuenta corriente o línea de crédito, lo que permite comprar por internet con mayor tranquilidad.
  • Disponibilidad por todo el mundo: puedes usar tu tarjeta virtual en cualquier página de internet que acepte pagos con Visa o Mastercard.
  • Tipos de cambio ventajosos: La tarjeta virtual de PFS es una solución multidivisa que te permitirá comprar productos o servicios con varias divisas diferentes sin cobrar comisiones por el cambio.
  • Simple y cómodamente: una vez aprobada tu solicitud, te enviaremos tu tarjeta virtual por email. Están disponibles las 24 horas del día, los 365 días del año, y lista para usar una vez la recibas.

¿Cómo solicitar una tarjeta virtual PFS?

Si una tarjeta virtual es el método de pago que mejor se adapta a lo que necesitas, es muy fácil y rápido solicitar una a través de nuestro formulario online. Sólo necesitamos tus datos personales y que aceptes las condiciones de servicio. Es requisito indispensable ser mayor de edad y residir en un país de la Unión Europea.

Recuerda que no hacemos análisis de riesgos o solvencia, por lo que es un proceso muy directo y apto para la mayoría.

No hay comisiones asociadas a este tipo de tarjetas virtuales. Si tienes alguna duda sobre nuestros productos o servicios, contacta con el servicio de atención al cliente.

¿Cómo puedo consultar el saldo de una tarjeta de prepago online?

El titular puede controlar el saldo disponible siempre que lo necesite, a través del portal del cliente. Aquí también se puede consultar el historial de recargas y las compras realizadas con la tarjeta.

También podrás encontrar el servicio de atención al cliente. Nuestro equipo está siempre disponible para resolver cualquier incidencia con tu tarjeta virtual.

¿Cómo puedo recargar una tarjeta de prepago virtual?

Recargar tu tarjeta virtual es fácil y sencillo, y lo puedes hacer en cualquier momento y desde cualquier lugar del mundo. Simplemente, accede a tu cuenta online y sigue las instrucciones que allí encontrarás.

También puedes recargarla a través de establecimientos autorizados.

Account Dashboard

¿Funciona como una tarjeta de crédito virtual?

No, son dos productos diferentes, ya que nuestra tarjeta virtual es de prepago. Con una tarjeta de crédito, se toma dinero prestado para realizar tus compras y después se devuelve ese dinero, generalmente con unas comisiones asociadas.

Con una tarjeta de prepago virtual, cada compra que hagas se deduce de la cantidad de dinero que se haya recargado previamente, por lo que no se puede gastar por encima de los fondos disponibles ni se aplica ningún tipo de comisión. No hay riesgo de contraer deudas.

¿Por qué elegir una tarjeta virtual con PFS?

Las tarjetas de prepago virtuales son una forma fácil y rápida de realizar pagos para prácticamente cualquier transacción, en cualquier momento y en cualquier lugar del mundo. Los sistemas de pagos han de ser de confianza, y aquí tienes varias razones por las que puedes confiar en PFS como proveedor de tarjetas virtuales:

Puedes consultar algunos de los casos de éxito de clientes que han confiado en nosotros y se han beneficiado de nuestras soluciones de pagos.

Solicita una tarjeta de débito de prepago con PFS

Si buscas un sistema de pago de confianza, cómodo y de fácil acceso, nuestras tarjetas virtuales son la solución. Completa nuestro formulario de solicitud y tendrás tu tarjeta virtual en breve.

Si tienes alguna duda, consulta nuestra sección de preguntas más frecuentes o contacta con nuestro servicio de atención al cliente.


Contacta con nosotros